Calendario

Febrero. 2016
LunMarMierJueVierSabDom
 << <Oct 2017> >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29      

Anuncio

¿Quién está en línea?

Miembro: 0
Visitantes: 14

rss Sindicación

Anuncio de los artículos posteados el: 11/03/2016

Mar112016

Curso Fotografia Gran Ganaria

?Una Regresión Al Madrid Del XIX A Través Del Primer Director De Mahou

Será el último año que se haga en la plaza de toros de Getafe, como ha asegurado la alcaldesa, Sara Hernández en la presentación, a la vez que pedía comprensión a los vecinos para esta edición.


El baile de los Echaurren Herboso terminó muy temprano en la mañana, y se criticó en las columnas de los diarios la decadencia de los jóvenes chilenos, que el día 25 habían invadido muy temprano el Mercado Central para beber chicha. Este baile demuestra la fastuosidad de las celebraciones, pero también la importancia social que tenía para la vida política e intelectual. No todo fue deslumbrante, durante la Guerra Civil de 1891 el palacio fue saqueado, y la familia debió huir.

Don Víctor Echaurren en paralelo, íntimo amigo del Presidente Balmaceda y Alcalde de Santiago, corrió la misma suerte, enterándose mientras huía al exilio del saqueo de su casa cerca del Teatro Municipal y la destrucción de su querida colección de arte. Alberto Mackenna S. (Diplomático) - Ramiro Arnolds (Rey de Roma en la Opera L' Aiglon) - María Luisa y Francisca Edwards ( ambas Marquesas de Pompadour).

El palacio es vendido durante la década del 20 a la familia Márquez de la Plata, y terminará siendo demolido décadas más tarde, como tantas casas similares. Es que los diarios y revistas volvieron a la vida cuando el recién llegado matrimonio Edwards Budge regresó al país tras una brillante estadía en el Viejo Continente como representantes de la República. Se casó en 1898 con Olga Budge Zañartu, una de las más reconocidas bellezas, quien hizo de su hogar el centro social santiaguino por más de treinta años. El amanecer hizo que la fiesta terminara, pero no el paseo de fantasía por las calles de Santiago.

El traje más curioso de la noche fue el que usó Nathaniel Cox, que con pantalones a rayas, peluca rizada y betún en la cara personificó a un negro yankee, causando risas y admiración en todos los asistentes. Uno a uno los invitados fueron a estudios fotográficos para retratarse en onírica posición, antes de guardar en baúles armarios los costosos trajes para siempre. Josefina (japonesa) y Elvira (Gitana) Carvallo - Ismael Huidobro (Cirano de Bergerac), Félix Ossa (noble época Luis XVI) y Alfredo Tagle (Conde de Nevers) - Jorge Rodríguez Altamirano (Húsar de la muerte). La noche llegó y con gran pompa bajaban los invitados de los primeros automóviles.

Ismael Pereira Iñiguez (Yago de la ópera Otelo) - Isabel Irarrázabal de Pereira (Princesa de Lamballe) - Eduardo Correa Roberts (época 1830). José Eyzaguirre H. (Clown) - Luz Lyon Lynch de Pereira (Juana de Arco) - Laura Eguiguren (Hada) - José Manuel Lecaros (Romano). Gabriel Vidal Pizarro (época 1825), gentileza de Eduardo Vidal Varas - Fresia Maquieira (española) - Ana Peña Otaegui (época Luis XV).

Ana del Campo de Larrain (época Luis XV) - Ester Délano F. (aldeana) - Carlos Edwards Mac Clure (época 1830) - Blanca Subercaseaux Errázuriz (época medieval). Ismael Huidobro Pérez (Cyrano de Belgerac) - Elena Lazcano (Pierrete) - Beatriz Larrain de Cruz Montt (Guardia francesa) - Álvaro Covarrubias (Romano). Luisa Besa Foster (Pierrete) - Rebeca Tagle Rodríguez (Botón de rosa) - Virginia Salas Undurraga (Época medieval) - Elena Lavín de Edwards (Cielo estrellado).

No es posible hacer una crónica sobre los grandes bailes y olvidar el más famoso de todos: La fiesta de fantasía que ofreció Teresa Cazotte de Concha con motivo de su santo, el 15 de octubre de 1912, en ese regio palacio morisco de las Delicias. Los preparativos de la celebración no tuvieron precedentes en la capital, la sociedad entera se revolucionó y los dueños de casa gastaron millones de pesos para crear una noche fantástica.

En la terraza exterior se montó una estructura metálica para crear un comedor especial para la fiesta, con paneles pintados que imitaban la arquitectura del palacio; y se encargó una nueva vajilla a Francia. Nos extendimos algunos meses atrás al describir esa celebración en otro reportaje, que puede visitar en - , en la Revista Caras, en su edición de julio del año 2010.

La noche del 15 de octubre, la Alameda se llenó de carruajes que transportaban a los asistentes hacia las rejas doradas del parque; en la escalinata de mármol los esperaba Teresa Cazotte, vestida de María Antonieta, junto a sus hijos, quienes usaban llamativos trajes arabescos. Su primer empleo como profesional del derecho fue en el despacho del propio Don Manuel.

El vestíbulo recibia a los asistentes, mientras que la sala celeste y roja, servía para el descanso del baile, que se desarrollaba en el enorme salón central iluminado por la cúpula central, y donde una orquesta se disponía en un pequeño altillo. Los disfraces siguieron figurando los días siguientes, cuando se organizó en el palacio una segunda celebración -esta vez en la tarde- para que fotógrafos pudieran inmortalizar a los asistentes para un álbum fotográfico a cargo de la Imprenta Barcelona y realizar uno de las primeras filmaciones, película que hoy desafortunadamente se ha perdido. Palacio García-Huidobro, Revista Zig Zag, 1914 - Hall del palacio García-Huidobro Fernández, foto Vera.

Admin · 64 vistas · Escribir un comentario