Calendario

Abril 2016
LunMarMierJueVierSabDom
 << <Jun 2017> >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Anuncio

¿Quién está en línea?

Miembro: 0
Visitante: 1

rss Sindicación

Anuncio de los artículos posteados el: 08/05/2016

Mayo082016

Fotografia Profesional Tips

?Reportajes De Boda Y Fotógrafos De Boda, Estudio Fotográfico Profesional



Siguiendo con el calendario de actividades de la Asociación AFOTAR, el pasado día 24 de noviembre se realizó en el puerto de Canencia el Rally de Madrid puntuable para el Campeonato de España. El objetivo de este apartado es dar cuenta de las principales contribuciones críticas sobre el modo en que se ha revisado la historia del libro y se han pensado las implicaciones del hipertexto en el territorio peninsular durante los años noventa del siglo pasado y la primera década del XXI. La psicología de los personajes en la gran pantalla ha ido ganando importancia con el paso del tiempo.




Por lo general, la tendencia es interpretar la tecnología digital en términos históricos, es decir, buscando antecedentes tanto para legitimar los cambios como para neutralizar su aparente novedad. Acaso, para esta investigadora, lo que realmente resulte novedoso sea la gran capacidad de almacenaje del ordenador y la posibilidad de integrar una tercera dimensión a los artefactos literarios: el movimiento y el tiempo. Por último, conviene mencionar el reciente Narrativas transmedia de Carlos A. Scolari (2013).



Por otro lado, en Nuevas tecnologías y saber humanístico?, contenido en el mismo volumen, Antonio R. de las Heras (2004: 154) caracteriza el libro impreso como una máquina de confinamiento de información muy evolucionada? pero reconoce que el libro electrónico lo supera en su capacidad de almacenaje, precio, ligereza y posibilidades interactivas. Como muchos otros investigadores, Antonio R. de las Heras destaca el carácter inacabado del hipertexto en tanto que el autor siempre puede actualizar, quitar, añadir modificar los bucles?.




De 2005 es el volumen Textualidades electrónicas: nuevos escenarios para la literatura con contribuciones de investigadores internacionales al cuidado de Laura Borràs (2005). La Web 2.0, en la que el usuario interviene como productor de contenidos y no únicamente como receptor, ha modificado qué entendemos por interactividad; además, ha servido para relativizar las virtudes liberadoras 9 atribuidas al hipertexto y para poner en evidencia que los saltos hipertextuales a menudo dificultan la lectura.
También de 1996 es La edición electrónica y multimedia / Electronic and Multimedia Publishing de José Antonio Millán.



Una vez más la abundancia de proyectos y de referencias bibliográficas sobre éstos sobre cuestiones afines a la digitalización del patrimonio bibliográfico impone la selección. Para una mayor comodidad he estructurado la información en dos bloques: 1986-1996 y 1997-2005; pero no creo que se pueda atribuir a cada uno una etiqueta definitoria y unificadora. Se trata de Normas y estándares para la codificación de textos y para la ingeniería lingüística?.



Charles B. Faulhaber (University California-Berkeley) y Francisco Marcos Marín (Universidad Autónoma de Madrid) coordinaron una reunión de interesados sobre el tema, a la que acudieron una veintena de personas. Todos estos trabajos se centran en el uso del software UNITE para automatizar el proceso de comparación de distintos testimonios -la collatio de Carl Lachmann- y la obtención de una versión unificada. En 1992 Charles B. Faulhaber y Francisco Marcos Marín publican en la revista Hispania La conservación y utilización de textos en el futuro inmediato: ADMYTE, el archivo digital de manuscritos y textos españoles?.



Sobre la relevancia del proyecto hay que admitir que ADMYTE se convirtió en una referencia para todos los interesados en la digitalización de imágenes y textos, no solo por su envergadura y ambición sino también porque en él colaboraron numerosas entidades, públicas y privadas, de distintos países. Por ejemplo, el tercer volumen de la revista Lamusa digital cuenta con varios artículos sobre edición académica digital.



La parte final se centra en algunos cambios del modelo de la industria editorial (por ejemplo, en los derechos de autor y la piratería) y en las posibilidades de negocio que Internet brinda al editor. En cuanto a los criterios editoriales, los textos contenidos en TESO son una transcripción paleográfica porque reproducen los signos que aparecen en el original sin modernizar a la grafía actual (Simón Palmer, 1997: 320); en su mayoría corresponden a las primeras ediciones y proceden de la Biblioteca Nacional de España.



Para ello se escanearon los microfilms de las ediciones, que se procesaron para mejorar su calidad; se transcribieron los textos y se automatizó el cotejo y la visualización sincronizada de las distintas ediciones. El investigador del Instituto Cervantes pone el énfasis en el uso del estándar SGML para preservar la información e intercambiarla reutilizarla en el futuro, y se aproxima desde un punto de vista histórico a iniciativas como la TEI (Arrarte, 1999: 17-20). El resultado se parecería más a un archivo a una biblioteca que al tipo de edición al que estamos acostumbrados en papel (Morrás, 1999: 193-195).



En cuanto a los formatos recomendados para su publicación en Internet los profesores Canet y Serrano recomiendan duplicar los documentos y ofrecerlos al lector en formato HTML, XML y PDF (Canet, 2002: 1904). Por último, están las Bibliotecas Tradicionales Mixtas, como Gallica < ?lang=ES > en la actualidad la Biblioteca Nacional de España 24 , que han digitalizado parte de sus fondos.

Admin · 47 vistas · Escribir un comentario